Introducción al proyecto Anti-ídolo. La cultura del enfrentamiento

Creado: 12/3/2012 | Modificado: 23/3/2012 1796 visitas | Ver todas Añadir comentario



 

Prólogo al proyecto www.antiidolo.com.

Los planes de educación en España ha naufragado. De hecho en la sociedad consumista se destinan decenas de millones de euros para educar y cientos para entretener, seducir o hipnotizar al espectador. En otras palabras, decenas de millones para educar y cientos de millones para deseducar.

En realidad, la enseñanzas en la escuela, instituto o universidad no extraen lo mejor del individuo, más bien orientan hacia la consecución de un empleo. Se educa a individuos-tornillo para que ocupen su pequeño lugar en la sociedad. En absoluto se forman Personas.

El entorno, frívolo, hedonista, consumista, irresponsable no ayuda.

Los ídolos sólo cumplen el cometido de divertir y no ofrecen respuestas coherentes al dilema de nuestras vidas.

La preparación emocional se encuentra bajo mínimos. El amor y el entusiasmo por la vida que deberían convertirse en nuestra seña de identidad parecen más bien notas al margen.

La tecnología y el avance científico que ha permitido grandes posibilidades y un incremento de la esperanza de vida no nos ha proporcionado mayores niveles de felicidad, sí curiosamente, niveles más elevados de ansiedad y depresión.

El ser humano parece demostrar más afecto por los objetos que por sus seres queridos. Es más, un individuo puede llegar a querer miles de objetos y apenas mostrar amor o devoción por un reducido círculo de personas.

La percepción del mundo y de la vida es minúscula. Yo llamo la sociedad del constreñimiento a una instrucción que sólo forma especialistas, individuos que acaban sabiendo mucho de un poquito y nada de todo lo demás. Acabamos confinados en un cubículo con unos pensamientos desligados de grandes ideales.

Estupefacientes como drogas, alcohol o el tabaco o medicamentos tales como tranquilizantes o antidepresivos continúan teniendo una presencia relevante en la vida de las personas. La verdad es que no sabemos hacer frente a nuestros problemas mirándoles al frente.

De hecho, incluso ingenieros, después de miles de horas de trabajo pueden acabar en la cola del paro o trabajando en un empleo poco gratificante.

La belleza interior, auténtico motor del alma humana, se ve apartada por las presencias de belleza inferior, las que muestran mucha carne y demuestra poco cerebro.
 
Los valores morales se degradan ante la frivolidad y la cultura del espectáculo. Y no se puede considerar el progreso si no se funda sobre valores morales.

Impera el egoísmo materialista, el culto al yo desmedido, el hedonismo, la permisividad absoluta, la falta de pensamiento crítico, etc. Todo parece reducirse a ganar dinero y "pasárselo bien".


En resumidas cuentas, la educación recibida y los ídolos no cumplen con su cometido (mi exigencia en este punto es máxima ya que considero la educación como el auténtico "Dios"). Sin embargo, la situación de la enseñanza en España es deleznable. Si eso añadimos que el entorno no ayuda en absoluto (eso incluye a nuestros ídolos de referencia), el resultado es que la gran mayoría de individuos no obtiene ni un 10% de lo que sería posible en un entorno mucho más favorable. ¿Cómo crear ese entorno? Esa es otra de las preguntas que responderemos en este blog.

Vivimos en una época que nos ofrece UNA OPORTUNIDAD EXCEPCIONAL para emanciparse como una gran individuo bebiendo de las fuentes de una gran educación. EXCEPCIONAL debido al caos reinante y la crisis económicas e institucionales. EXCEPCIONAL debido a la falta de estímulos, al caos informativo, a la frivolidad reinante. EXCEPCIONAL debido a la fragilidad de los gobernantes y de los ídolos reinantes.

Repito, esta coyuntura histórica es una oportunidad EXCEPCIONAL para emanciparse sobre la mayoría de individuos.

Después de años de estudio les presentaré en este blog lo que yo denomino la "Cultura del enfrentamiento". Un tipo de educación que permite el desarrollo integral del individuo, en el que cada día que pasen se volverán un poco más fuertes, inteligentes, entusiastas, polifacéticos, con mayores perspectivas de vida profesional, emocional, con mejores relaciones sociales, con una fe descomunal en sí mismos.

"La cultura del enfrentamiento" es la propuesta de una nueva educación para un nuevo ser humano.


Si le interesa saber más,
pulse en esta enlace para visualizar la relación de artículos aquí