Introducción al proyecto Anti-ídolo. La cultura del enfrentamiento

Creado: 1/5/2012 | Modificado: 19/4/2013 1179 visitas | Ver todas Añadir comentario



 

Detalles del proyecto www.antiidolo.com.

Este portal se enmarca dentro de un proyecto muy ambicioso y delicado. La idea que se propone es la elaboración de una filosofía de entender y actuar en la vida que nos ofrezca mayor poder, que nos lleve a obtener mayores logros con el menor esfuerzo posible. Esta filosofía aplica el conocimiento adquirido por las diferentes sociedades durante siglos a cada persona para convertirla en un ser más apto y preparado para afrontar retos de gran envergadura independientemente del medio en que viva. Bebe y se nutre de muchas y variadísimas disciplinas científicas, así como de otras literarias y filosóficas. También integra métodos y normas de educación física, pues el completo desarrollo humano no comprende únicamente los estados emocionales o psíquicos. Debemos perfeccionar y cuidar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente.

La bauticé como la "cultura del enfrentamiento". Una teoría de la educación para el ser humano del siglo XXI.

En esta sección la introduzco de manera superficial. En breve tendréis una descripción más detallada en otras secciones.
 

Una manera de entender el mundo, de vivir la vida.


Introducción. Parte I

La cultura del enfrentamiento. Una educación avanzada para el ser humano del siglo XXI.

La cultura del enfrentamiento (C.E.) constituye un método novedoso de instrucción que permite un desarrollo integral de la personalidad de sus seguidores. Propone una mejora constante del individuo a partir de un "enfrentamiento" diario consigo mismo y con el entorno. Se basa en una filosofía constructiva de vida cuya didáctica de trabajo consta de un asimilación constante de materias, ideas, y en general un trabajo físico y espiritual, que nos aporte conocimiento sobre nosotros mismos, sobre nuestra naturaleza, sobre nuestros orígenes y sobre la sociedad en la que nos vemos integrados lo cual nos conducirá a obtener un mayor vigor, un superior autocontrol, autoestima y libertad financiera. El fin programado: alcanzar la plenitud y la autorrealización.

La cultura del enfrentamiento (C.E) es una corriente de pensamiento que analiza las estructuras sociales en que vivimos y el comportamiento de las personas tanto a grandes rasgos (comunidades de personas, grupos) como a pequeña escala (individuos unitarios). Pone en tela de juicio la veracidad de muchas de las creencias generalizadas, cuestiona las influencias, llámense ideas o ídolos en los que nos vemos reflejados, a los que imitamos, brindando la oportunidad de optar y seguir otros derroteros diferentes, quizás menos trillados pero más efectivos, explicando con detallados razonamientos por qué son más beneficiosos.

La cultura del enfrentamiento se nutre del estudio sobre historia y la psicología del ser humano: quiénes somos, por qué somos cómo somos, cuál es nuestra estirpe, cuáles nuestros orígenes, qué pasiones nos mueven, cómo nos influyen los medios de comunicación y un largo etc. Trata de armonizar las costumbres modernas y la evolución tecnológica con nuestro estrato ancestral. Sus referencias son científicos, pensadores, psicólogos y otros grandes personalidades de todas las épocas. También individuos de menos relevancia social pero que se distinguen por unas cualidades fuera de lo común. Tiene un efecto poderoso y casi inmediato ya que los temas a tratar inciden en el espíritu de los adeptos, no dejándolos impasibles e invitándoles a tomar partido.

Con la cultura del enfrentamiento todo el mundo, sin excepción, resulta susceptible de mejora en todas las facetas de su personalidad. Esta teoría de la educación pretender instaurar una nueva formación del individuo que palie toda la serie de "desperfectos" y lagunas derivadas de la instrucción convencional (que son innumerables). Una educación que aglutine todos los avances acerca del conocimiento de la naturaleza humana (psicología, neurociencia, etc.) para ser aplicada a cada persona con el fin de extraer el máximo de su potencial.

El objetivo: confabular a todas los talentos e inteligencias del planeta para hacer de nosotros mismos, del ser humano en general, un humano más evolucionado en todos los aspectos, psicológicamente más fuerte, con una mayor empatía y conciencia social, más culto y polifacético, etc. Un individuo que lleve la semilla de una nueva generación, y por ende de una nueva civilización.

Una nueva educación para un nuevo siglo  o utilizando la jerga informática, una "Educación 2.0."
¡Bienvenido a la universidad del éxito!

 
Es una filosofía autocrítica que incurre en un aprendizaje constante y continuo y valora todo aprendizaje que incide en un desarrollo del carácter, haciendo una valoración crítica de aquello que limita o impide el crecimiento de una personalidad más poderosa. 


Se trata de compartir experiencias, de aprender tanto de grandes hombres como de ciudadanos “comunes”, recoger y valorar sus vivencias y aplicarnos sus enseñanzas. Pretende construir una comunidad en la que cada uno aporte su grano de arena, su pequeño caudal de conocimiento, tratando de cooperar, de ayudar a otros para que extraigan lo mejor que llevan en su interior, para que desvelen todo su intrínseco potencial, que en muchos casos permanece exánime. Y en esa sinergia que se genera, la de alumnos y profesores, maestros y aprendices de la que todos formamos parte, obtener pequeñas recompensas que resulten en éxitos progresivos en cualquiera que sea aquello que planifiquen.
 

Una filosofía que permite desvelar y desarrollar todas el potencial que llevamos dentro. Una filosofía mucho más humana.


Formaremos parte de una gran universidad del conocimiento. Una universidad que se extenderá más allá de cualquier frontera, física o política. Utilizaremos los medios disponibles para poder comunicarnos, léase Internet, correo electrónico, reuniones, etc.
 

Una filosofía en que los seguidores son alumnos en permanente contacto, siempre curiosos por aprender, ansiosos de progresar.


Hace un tiempo tuve la osadía de llamarla "filosofía para perdedores" pues mi intención era orientarla principalmente a aquellos individuos que carecían de talentos especiales, es decir aquellos sin oportunidad de ejercer como ejemplos destacados en cualesquiera disciplina que formaran parte. El fin era demostrar que cualquier individuo aún no habiendo sido agraciado con una genética extraordinaria, con esfuerzo y una buena instrucción, podían llegar a sentirse poderosos y alcanzar éxitos en la vida propias de tipos superdotados.

Evidentemente, ni todas las personas son iguales ni residen en el mismo entorno ni persiguen los mismos objetivos, pero esta filosofía no se dirige a un tipo de personas determinado, sino que es flexible y adaptativa independientemente de la condición y características del individuo. De hecho, propone cientos de ideas y premisas de comportamiento, de las cuales cada uno podrá optar por las que crea conveniente, por las que más se amolden a sus pretensiones.
 

Una filosofía para gente común, no importa las condición o características del individuo. Una filosofía que se opone (aunque también complementa) a la filosofía de técnicos especialistas o "cultura del número 1".


La cultura del enfrentamiento
es un modo diferente de entender la vida donde cada uno en la medida de sus posibilidades se enfrenta diariamente consigo mismo, con su verdad, con sus defectos y virtudes, con sus miedos, con la realidad que le ha tocado vivir, tratando de mejorarla constantemente.
 

Una filosofía para mejorar tu vida, una filosofía para cambiar tu mundo, una filosofía generadora de poder. Una filosofía de enfrentamiento constante.

Más fuertes, más inteligentes, más sensibles, más capaces, más humanos...


Introducción. Parte II.


Esta manera de concebir el mundo no trata de crear grupos desarraigados o centrados en unos pocos conceptos básicos (léase religiones), sino al contrario, alienta la adquisición de nuevas experiencias y trata de establecerse en la sociedad que le sirve como modelo y sustento obteniendo el máximo beneficio de todo lo hermoso y admirable que coexiste en ella, sin que ese beneficio que se deriva perjudique ni al prójimo ni al entorno, es más debe afectarlos de manera forma positiva. Asimismo, al pasar a formar un vínculo con estas ideas, incrementamos las posibilidades de su retransmisión.

Es una filosofía autoexigente, que se regenera y lo suficientemente flexible para adaptarse a cada persona y entorno. El mayor principio del que parte es el aprendizaje continuo. Y una de las bases de este aprendizaje parte de lo que yo llamo "cultura valiosa" o "cultura del enfrentamiento" que se confronta con la "cultura recreativa" que divierte, sirve como pasatiempo y solaz pero no estimula inteligencia o el carácter.

Usted hoy debe empezar a ser mayor protagonista debe su vida, debe llevar el timón. De dar un paso al frente y afirmar: "Deseo mucho más de lo que poseo. Deseo merecerlo. Estoy dispuesto a pelear por ello con mejores armas. Pero sé que para ello necesitaré ayuda. Debo ir a buscarla".

Seremos exigentes con nosotros mismos, y también lo seremos con nuestros modelos de comportamiento, con nuestras creencias. Nos merecemos el mejor de los destinos posibles. Tendremos a nuestra disposición el poder para modelarlo a nuestro antojo. En nuestra mano tendremos la oportunidad de ver con claridad cuáles son los caminos a seguir.

Una filosofía de vida que abre la mente a nuevas sensaciones, que construye una realidad más amplia, más hermosa, que ensanchará nuestros horizontes.

Este proyecto, en permanente elaboración, cree en el inmenso poder de la educación y no duda que aplicando sus cientos de mecanismos con corrección puede potenciar las capacidades de cada persona en un factor difícilmente mensurable. A cada uno le afectará de manera distinta. Servirá para corregir ligeramente aspectos de la personalidad o convertir a una persona débil en otra poderosa, con sólidos planteamientos. Todo depende de usted, de ti, de cómo sepas aplicarlo, de cómo sepamos ayudarle a que se lo aplique.

El corazón es el impulso, el motor de nuestras vidas. Son los ideales, aquello en que creemos los que nos impulsa, pero es la cabeza, el conocimiento, que parte de la educación recibida, la que debe guiarnos, la que debe decirnos cómo actuar, cómo responder ante los estímulos. El corazón simboliza nuestros sueños y esperanzas y la cabeza o la razón contiene todo el conocimiento adquirido, las experiencias, la cultura que nos revela cómo conseguir las cosas que deseamos.

Los hombres con sólo corazón son ciegos y cometen errores a veces no subsanables; los hombres con cabeza pero sin corazón son propensos a confundir el bien con el mal. A actuar sin una base moral.

Mi objetivo con esta filosofía es ayudar a crear personas con un gran corazón y una mente privilegiada. Albergo la firme intención de crear un dinamismo generador de estímulos y de ilusiones.

El Poder reside en nosotros, en nuestro interior. Debemos encontrar la manera de explotarlo.


¿Qué tipo de personas pueden introducirse en el aprendizaje de esta filosofía?


Cualquier persona con deseos de progresar puede empezar a leer y extraer sus propias e íntimas conclusiones. No importa su condición social ni sus medios económicos, sólo su voluntad de aprendizaje y de compartir ideas, su voluntad de abrirse a nuevas experiencias.

Lógicamente todos no pueden aspirar a conquistar los mismos objetivos. Si usted apenas dispone de tiempo y es una persona rígida de ideas o alguien excesivamente rutinario, se verá más limitado que una persona joven con tiempo libre y sin arquetipos que constriñan su visión del mundo. Sin embargo, nunca es tarde para comenzar a aprender, para regenerarse con nuevos estímulos. Un estímulo es una nueva ilusión por la que vivir. Y en parte, mis estímulos también proceden de ustedes, pues qué mayor satisfacción podría tener que ayudar a una persona a alcanzar sus metas. ¡Ayúdenme a ayudarlos!

Pero usted es libre de aprender o no, de leer o de abandonar estas líneas, este modo de vida acepta sus decisiones porque es su vida la que se pone en juego. Y es usted, siempre usted el que debe decidir. Nadie debe hacerlo por usted.






Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos