Causas de la depresión

Creado: 27/6/2012 | Modificado: 30/1/2013 1681 visitas | Ver todas Añadir comentario



Causas de la depresión.
 

- La depresión puede ser de tipo reactivo (exógena) ante un suceso externo que ocasiona tristeza o endógena, en cuyo caso la persona se deprime sin existir una causa externa.
- Una tercera postura es la que considera que en una depresión pueden estar implicados ambos factores, tanto endógenos como exógenos, en distintas proporciones en los distintos pacientes.
- Las causas de depresión son el resultado de la acción de varios factores: Factores, químicos, hormonales, genéticos y psicosociales, es decir, el entorno en el que crecemos o vivimos.

A. Factores químicos
Las causas básicas de la depresión están asociadas a anormalidades en la liberación de ciertos neurotransmisores importantes. Los neurotransmisores son los mensajeros químicos del cerebro y, en caso de depresión, se ven alterados los siguientes:
Serotonina (Íntimamente relacionada con la emoción y el estado de ánimo)
Acetilcolina (Responsable de muchas de la estimulaciones musculares, y participa en la programación del sueño).
Catecolaminas: Dopamina, (Interviene en el deseo y en la sensación de placer), Noradrenalina (puesta en “alerta máxima” de nuestro sistema nervioso), y Adrenalina (La sustancia de la “acción” por antonomasia).

 


Estos mensajeros químicos se alteran por diversas causas como: anomalías estructurales cerebrales leves, trastornos del sueño o herencia genética. Por ejemplo, los investigadores han identificado un defecto en un gen llamado SERT, que regula la serotonina, la que ha sido asociada a la depresión.

B. Factores Hormonales
En la depresión se encuentran alteraciones en el funcionamiento de las glándulas hipotálamo e hipófisis (que se encuentran en el cerebro) y las glándulas suprarrenales, que se encuentran sobre los riñones.
Estas tres glándulas funcionan sincronizadas entre sí, de modo que la hormona segregada por el hipotálamo estimula a la hipófisis a que produzca otra hormona que a su vez estimula a las glándulas suprarrenales a producir cortisol.
Normalmente, la cantidad de hormona segregada frena a la glándula que la ha producido de modo que se produce un mecanismo llamado de retroalimentación. Si esta respuesta de retroalimentación no funciona con normalidad, se origina la depresión. Por ejemplo, en la depresión mayor se pueden observar niveles elevados de cortisol.

Las anomalías de la función de la glándula tiroides también se han relacionado con los trastornos del estado de ánimo, ya que el hipotiroidismo a veces da la cara como un síndrome depresivo. Como en el caso anterior existiría en ciertos casos de depresión una mala regulación de la secreción hormonal de estas glándulas.

En las hormonas femeninas, los estrógenos y la progesterona, jueguen un papel en la depresión. Los niveles anormales de determinadas hormonas del estrés y del crecimiento también pueden desempeñar un papel fundamental en el desencadenamiento de la depresión.

C. Factores genéticos
- La predisposición genética a la depresión no implica que se padezca, sino que existe una disposición hacia ella.
- Algunos tipos de depresión tienden a afectar miembros de la misma familia, lo cual sugeriría que se puede heredar una predisposición biológica. Esto parece darse en el caso del trastorno bipolar.
- Sin embargo, no todos los que tienen la predisposición genética para el trastorno bipolar lo padecen. Al parecer, hay otros factores adicionales que contribuyen a que se desencadene la enfermedad: posiblemente tensiones en la vida, problemas de familia, trabajo o estudio.
- En algunas familias la depresión severa se presenta generación tras generación. Sin embargo, la depresión severa también puede afectar a personas que no tienen una historia familiar de depresión.
- Sea hereditario o no, lo cierto es que el trastorno depresivo severo está a menudo asociado con cambios en las estructuras o funciones cerebrales: Disminución del metabolismo del área prefrontal izquierda del cerebro, situación que se normaliza tras los diferentes tratamientos.
 


D. Factores Psicosociales
- La depresión puede ser la consecuencia o respuesta a determinadas situaciones traumáticas como la pérdida de un ser querido, enfermedad, divorcio o ante situaciones de fuerte estrés.
- Obviamente, en la gestación de la depresión también influyen ciertos patrones de comportamiento como la inseguridad en el carácter, la baja autoestima y la ansiedad.
- Los trastornos de inseguridad o de ansiedad, suelen originarse en la infancia, bien por un conflicto puntual o por un ambiente familiar en el que el sujeto ha sido privado de afecto, ha sido sobreprotegido o ha tenido que vivir circunstancias traumáticas.

E. Otras Causas:
- Causas Médicas
Los trastornos médicos generales más depresógenos son el fracaso renal avanzado, el posinfarto de miocardio, el cáncer y el SIDA. Los enfermos de las cuatro primeras clases mencionadas son afectados por la depresión en una proporción entre el 20 y el 50 por ciento. La mayor parte de los trastornos orgánicos cerebrales se acompañan de depresión con alta frecuencia. Así ocurre con la enfermedad de Parkinson, los traumatismos craneoencefálicos y un largo etcétera.

- Adicciones
Es rara la existencia de una droga que no determine un estado depresivo con cierta frecuencia. El alcohol y las drogas son las sustancias responsables de la mayor parte de las depresiones adictivas.



Segunda parte


La depresión es un fenómeno que consta de 7 pilares que inciden en ella. Comprendiendo y actuando sobre estas 7 causas es bastante probable recuperarse y gozar de una vida de mayor energía, plenitud y alegría. También es importante aclarar que ello no excluye el tratamiento psicofármaco lógico con la persona deprimida.

Las 7 causas de la depresión

1) Falta de expresión emocional:

- Depresión es falta de expresión.
- La persona deprimida no se permite expresar la rabia, dolor, tristeza y miedo que esta sintiendo o ha vivido por lo que suele cubrir estas emociones con una depresión. Bloqueadas estas emociones naturales, la persona deprimida impide que su energía vital circule libremente por su cuerpo, lo que hace que ella pierda su vitalidad. A su vez este bloqueo en el cuerpo lleva a la perdida de sensibilidad con lo cual también viene una incapacidad para sentir y expresar alegría, placer y amor. Y esta falta adecuada de expresión emocional es la causante de las depresiones, ansiedades y diversos trastornos psicosomáticos. Si nos permitimos llorar, gritar o expresar lo que estamos sintiendo, estaremos previniendo de caer en una depresión.

2) Asuntos irresueltos del pasado:
- Una depresión es el resultado de acarrear numerosas situaciones afectivas mal resueltas como duelos o peleas con nuestros padres durante nuestra infancia, conflictos con exparejas y amigos donde no hemos podido expresar abiertamente nuestras necesidades emocionales y puntos de vista.
- Una persona depresiva ha estado en muchas situaciones familiares donde sus necesidades de amor, cuidado y protección no han sido debidamente satisfechas.
- Ese cúmulo de vivencias que no cerraron adecuadamente persiste en el inconsciente como una carga pesada que va succionando la energía y vitalidad de la persona.
- La depresión es una manera inadecuada de querer cerrar esa situación abierta. Por ello es fundamental aclarar y resolver aquellas situaciones pasadas que sentimos que quedaron irresueltas.
- Conversar, confrontar y expresar lo que sentimos con las personas involucradas en cuestión es una forma eficaz de limpiar estas heridas emocionales abiertas.

 ¿Mirando tu propia vida, como has resuelto las situaciones familiares conflictivas que has tenido?

3) Relaciones interpersonales negativas:
- La persona depresiva suele adolecer de una red familiar y de amigos con los cuales compartir amor, sinceridad, placer y diversión.
- Generalmente la persona depresiva tiene o ha tenido una relación conflictiva con sus familiares más cercanos donde ha habido descalificaciones y manipulaciones.
- Todo aquello que de alguna manera le ha impedido crecer y tornarse un adulto responsable y maduro. A veces la persona puede estar rodeada de familiares o tener una pareja para la cual es conveniente que ella esté deprimida.
- De esa forma no crece y continua siendo un bebe dependiente. Construir una red de amigos sinceros junto a una relación adulta con nuestros padres nos da un soporte fundamental para encarar la vida y sus desafíos.

¿Como son tus relaciones afectivas con tu familia o amigos?

4) Falta de una actitud generosa en nuestra vida:

- La persona deprimida esta tan absorta en sus propios problemas que no puede ni quiere mirar lo que puede dar a quienes la rodean. Una persona depresiva no ha sido cuidada adecuadamente.
- Por lo que al crecer ella se vuelca excesivamente hacia misma con la esperanza de poder sanar su herida. Solo que esto es un proceso inconsciente que no la lleva a nada y la aísla de la realidad y del intercambio afectivo con los demás.
- Cuando estamos envueltos en proyectos donde damos con el corazón, el nivel de placer y plenitud en nuestra vida es tan grande que resulta muy difícil deprimirse.
- Dar generosamente nuestro tiempo, afecto y dinero a otros trae a nuestra vida diversas bendiciones de alegría, amor y abundancia.
¿Haces un tiempo en tu vida para dar de ti mismo a otras personas que lo precisan?

5) Pensamientos y diálogos negativos:

- La persona deprimida esta llena de pensamientos, ideas y visiones presentes y futuras negativas.
- Ella tiende a descalificarse a si misma como persona y a quienes la rodean, creyendo que nada vale la pena en su vida. De esta manera se auto impide movilizarse hacia aquello que le da placer como un trabajo gratificante, una relación de pareja, amistades o diversión.
- Por lo que continua deprimida sin salir de su estancamiento emocional. Comenzar a aprobarnos y rodearnos de personas que nos den su apoyo y soporte es vital para romper este ciclo vicioso.
- ¿Cuales son tus ideas más recurrentes? ¿Sentís que tus pensamientos te juegan en contra?


6) Árbol genealógico depresivo:

- Muchas veces las personas que padecen de depresión tienen familiares que han padecido del mismo trastorno.
- Carl Jung, el famoso psiquiatra suizo, acostumbraba a decir que las heridas emocionales irresueltas en los padres, indefectiblemente eran pasadas a sus hijos y nietos, hasta que alguno de ellos tenía el coraje de enfrentarse a ellas y cerrar ese ciclo.
- Por eso es interesante investigar nuestro árbol genealógico y analizar cuanta influencia tienen en nosotros todavía el legado familiar.
- ¿Alguna vez te has detenido a observar cuidadosamente los patrones de conducta de tu familia?


7) Falta de metas a corto y mediano plazo:

- La falta de metas que contengan la energía de nuestros sueños. Cuando vagamos por la vida sin metas que nos movilicen hacia lo que deseamos desde nuestro corazón, la vida se vuelve insulsa, carente de sabor y pasión.
- Tener metas es fundamental para enfocar nuestra energía hacia algo. Y es lo que genera estimulación y motivación en la vida.
- ¿Tienes metas en tu semana? ¿Te permitís moverte hacia ellas? ¿O solo acumulas sueños inalcanzables?

La depresión es un trastorno que parece crecer en el mundo. Aunque también es algo más que un fenómeno creciente. La depresión contiene un mensaje que nos invita a dejar de escaparnos de aquello que tememos y comenzar a encarar nuestros desafíos y trabas para vivir una vida plena y abundante.


Texto (primera parte): http://www.depresion.org/articulos/articulo.php?id=11 
Texto (segunda parte): http://comosuperarladepresion.mnsz.org/7-causas-de-la-depresion/ 



Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos