Consejos sobre nutrición

Creado: 3/5/2012 | Modificado: 30/1/2013 1635 visitas | Ver todas Añadir comentario



5 consejos básicos para mejorar tu salud.

Texto: http://www.nutricionysalud.net/5-consejos-basicos-para-mejorar-tu-salud.html

1. Come por lo menos 5 porciones de frutas y verduras por día.
Una media taza de verduras cocidas, una taza de verduras crudas de hojas verdes, o una pequeña fruta entera cuenta como una porción. Las frutas y verduras contienen vitaminas, minerales y otras sustancias que pueden mejorar su salud e incluso prevenir enfermedades. Es difícil discutir los beneficios de una dieta rica en verduras y frutas: disminuye la presión arterial, reduce del riesgo de enfermedades cardíacas, problemas cerebrovasculares, y probablemente algunos tipos de cáncer, reduce el riesgo de problemas digestivos, y un efecto positivo del el azúcar en la sangre que puede ayudarnos a mantener el apetito bajo control.

2. Haz ejercicio con regularidad.
Una combinación ideal incluye ejercicios aeróbicos, entrenamiento con pesas, yoga, estiramiento, y actividades recreativas, tales como el baile y la natación. Tomate un descanso y sal a dar un paseo. Caminatas de 30 minutos 5 o 6 días a la semana ha demostrado tener profundos beneficios de salud. Caminar puede disminuir la hipertensión, bajar niveles de colesterol malo y ayuda a perder peso. Varios estudios también han demostrado que las personas que tomaron un paseo después de cenar tuvieron casi todos los mismos beneficios que aquellos que trotaban seis días a la semana. Añadir una caminata a su rutina diaria le proporcionará grandes beneficios.
 


3. Reduce el consumo de las "malas" grasas.
Disminuye la cantidad de grasas saturadas y ácidos grasos trans o parcialmente hidrogenados en tu dieta. Las grasas saturadas se encuentran en productos animales como la carne y la mantequilla, y alimentos procesados como manteca vegetal, algunos tipos de margarina, papas fritas a la francesa. Los alimentos procesados contienen ácidos grasos trans y los aceites parcialmente hidrogenados. Cocine con aceites de oliva y de canola. Evite botanas grasas como las frituras, en su lugar consuma almendras o nueces; estas semillas se ha demostrado que ayudan a reducir el colesterol. Varios estudios han encontrado que las personas que comen dos puñados de almendras al día redujeron su colesterol malo (LDL) en casi un 10%.

4. Limita tu consumo de azúcar.
El exceso de azúcar puede dar lugar a una serie de consecuencias importantes. El azúcar puede suprimir tu sistema inmune y deteriorar sus defensas contra las enfermedades infecciosas. Puede alterar las relaciones de minerales en su cuerpo: deficiencia de cromo y cobre e interfiere con la absorción de calcio y magnesio. El azúcar también puede producir un aumento significativo en el colesterol total, triglicéridos y colesterol malo y una disminución en el colesterol bueno. Algunos estudios han demostrado, que el azúcar promueve la multiplicación de células de cáncer y ha sido vinculado con el desarrollo del cáncer de mama, ovarios, próstata, recto, páncreas, tracto biliar, pulmón la vesícula biliar y estómago. Pero principalmente, el alto consumo de Azúcar propicia el hambiente ideal para el desarrollo de la diabetes . Lee las etiquetas de los alimentos, busca y evita aliementos altos en azucar.


5. Date una noche de sueño reparador.
Un sueño reparador es esencial para una mente y un cuerpo funcional. Esto significa evitar el alcohol y la cafeína en la noche, que pueden interrumpir el sueño. Además, los alimentos azucarados antes de acostarse pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre y perturban las ganas de dormir.
No necesitamos un médico para saber lo que provoca la falta de sueño; perder un par de horas de éste y no sólo sufriremos fatiga, también los pensamientos simples pueden parecer más complejos, y a menudo no podemos recordar algunas cosas. Un estudio de 2007 publicado en la revista Hypertension encontró que las personas que duermen un promedio de seis horas diarias tienen una probabilidad 42% mayor de desarrollar hipertensión que los que reciben siete. La falta de sueño también se ha relacionado con estrés, depresión, supresión del sistema inmune, y la obesidad. Ir a la cama a la misma hora cada noche. Apague la televisión, computadora o cualquier cosa que tenga luz brillante por lo menos una hora antes de acostarse.

 


Consejos básicos sobre nutrición

Texto: http://www.trendenciashombre.com/nutricion/consejos-basicos-sobre-nutricion-i

Dicen que somos lo que comemos, eso es cierto. Pero también cómo lo comemos, por eso en Hombresdehoy queremos dedicar un post con 20 buenos consejos sobre lo que debería ser una alimentación sana y equilibrada. Tan sólo basta con que leas algunos de los que te proponemos para comenzar este 2009 tan guapo por fuera como por dentro:

Para ello es importante que comiences el día con buen pie, así que no salgas de casa sin desayunar, con quince minutos es más que suficiente para afrontar el día de la mejor manera posible, tanto física como psíquicamente.
Un desayuno completo estará formado por lácteos, cereales y frutas.

Lo recomendable por la mayoría de nutricionistas es hacer entre 4 y 5 comidas al día. De esta forma comes menos cantidad de alimentos, pero aumentas la frecuencia de ingestión, lo cual mejorará la eficiencia de tu metabolismo y evitarás que aparezca el hambre. Una buena razón para evitar esas tapitas del bar.

Consume un mínimo de 5 raciones de frutas y verduras al día, aportan vitaminas, minerales, agua y fibra. Contienen pocas calorías, grasas, sodio y nada de colesterol. Te aconsejamos 3 piezas de frutas y 2 raciones de verdura.

 


Acostúmbrate a comer pescado azul dos o tres veces a la semana. Es rico en ácidos grasos omega-3, y nutrientes esenciales que tu organismo necesita pero que no genera por sí mismo

Las legumbres (alubias, lentejas, garbanzos, et.) son una de las principales fuentes de hidratos de carbono y proteínas de origen vegetal. Además tienen un alto contenido en grasa, lo recomendables es consumir al menos dos raciones por semana. Además qué mejor que un plato de lentejas en estos fríos días de invierno

Los lácteos deben estar presentes en nuestra alimentación diaria, ya que son una excelente fuente de nutrientes: proteínas, calcio, vitaminas (A,D, B12 y ácido fólico). De hecho el calcio es un mineral esencial para prevenir la osteoporosis y mantener fuerte la estructura ósea y los dientes. Se recomienda una ingesta de entre 2 y 4 raciones diarias.

El hierro es un nutriente esencial. Para que no te falta come una vez a la semana carnes rojas, mariscos o patés. Si por la contra eres más bien vegetariano puedes optar por legumbres, cereales o frutos secos y combinarlos con un postre a base de naranja, kiwi, fresas o pomelo.

Recuerda que los hidratos de carbono proporcionan alrededor del 50% del aporte energético diario, los encontrarás en la pasta, el arroz, el pan, etc. Estos alimentos son aconsejados para ejercicios físicos de gimnasio, tales como la musculación, ya que aportan la fuerza y energía necesaria para realizar ese tipo de esfuerzos, aunque son completamente recomendables en cualquier disciplina deportiva.

Si en tu último chequeo de la empresa el colesterol ha estado un poco alto debes añadir a tu dieta alimentos con esteroles vegetales como las margarinas, bebidas lácteas y yogures. Estos te ayudarán a reducirlo entre un 10 y un 15% en tan sólo tres semanas, siempre que mantengas una alimentación equilibrada con la ración de frutas y verduras que recomendamos más arriba

Una de las principales recomendaciones dietéticas para la prevención del cáncer son reducir el consumo de grasas hasta un 30%, comer frutas y verduras, aumentar la proporción de fibra de forma razonable, aqui entran los cereales, entre otros. También se aconseja reducir el consumo de salados, adobados, ahumados y moderar la ingesta de alcohol.

Hasta aquí el primer capítulo sobre consejos básicos sobre nutrición, espero que hayáis tomado buena nota de estas recomendaciones e intentéis hacer caso de alguna de ellas, sólo así conseguiremos mejorar nuestro aspecto exterior y nuestra salud interior.

Fuente: Mensencia
 



Somos lo que comemos

http://www.laprensa.com.ni/2012/04/22/nacionales/98779/imprimir
Por Amalia del Cid

Todo el funcionamiento de nuestro cuerpo, desde los latidos del corazón hasta la producción de ideas, está relacionado con los que comemos. Por eso es tan importante planificar una dieta y saber en qué porciones hay que consumir los alimentos. “Algunas de esas respuestas están en las manos de cada persona”, dice la nutricionista Sabrina Espinoza.
 

- Debe haber al menos un millón de dietas, ¿hay alguna que funcione?
No. Esas dietas que uno saca de las revistas, de internet, o que recomiendan las amistades, no funcionan porque cada organismo tiene diferentes requerimientos energéticos, que tienen que ver con sexo, edad, talla, estructura ósea, si tiene alguna patología, como diabetes, presión alta, colesterol o triglicéridos.

- ¿Entonces la dieta debe ser personalizada?
Así es. Y dieta no significa morirse de hambre, significa “diario de comida”. Es un plan balanceado.

- ¿La comida chatarra puede afectar el proceso del pensamiento?
Exactamente, porque te llena de grasa tu organismo y no hay oxigenación del cerebro. Eso baja tu nivel intelectual y te ocasiona dolores de cabeza, sobre todo a aquellas personas que no consumen omega 3 y 6.
 


- ¿Dónde están esas vitaminas?

Hay alimentos básicos que son indispensables para el cerebro. Por ejemplo, el licopeno, que lo encontramos en el tomate. Los alimentos ricos en vitaminas B, que las hallamos en los pescados, el huevo, la leche, los yogures, que a veces no nos gustan. El zinc y el magnesio también lo hallamos en el pescado y las semillas del ayote.

- ¿Cuál es el remedio para el estreñimiento?
Se debe tomar agua para que las heces se empiecen a ablandar. Pero si no tomás agua y solo consumís comida chatarra, llega un momento en que ni el agua la puede despegar la capa que se forma en el colon. Ahí es que decimos: “Le dio cáncer de colon y se murió”, cuando el colon se revienta.

- ¿Cuánta agua hay que tomar?
Dos o tres litros al día, como máximo. No se debe tomar demasiado porque tenemos vitaminas hidrosolubles (las del complejo B, el hierro, el calcio y la vitamina C), que cuando consumís más de litros de agua y aparte otros líquidos, se barren, se salen del cuerpo.

- Hablemos de la carne, dicen que cuesta procesarla...
Hasta tres días. La carne es un producto muy bueno, rico en hierro, el problema es que cuesta digerirse, sobre todo a las personas con problemas de colon. Tarda hoooras, y para las personas de digestión lenta, de dos a tres días, si es que logra salir. Si no sale, se pudre en tu cuerpo.

- ¿Las personas que comen mucha carne son candidatas a un cáncer de colon?
Exactamente. Sobre todo aquellas que dicen: ¡Dame la carne a término medio... o que tire sangre! Esa carne tenelo por seguro que se te va a podrir en tu cuerpo y vas tener un colon podrido.

- ¿Y cuánto hay que comer de carne?
Lo equivalente a la palma de tu mano. La palma de mi mano es equivalente a la cantidad de carne que tengo que comer. Además, el grosor debe ser el del dedito chiquito (meñique).

- ¿Y la carne blanca?
Los trozos de pescado y de pollo son más grandes, porque son más fáciles de digerir. El tamaño de la porción debe ser el mismo que el de la mano de la persona, sin meter las uñas. Siempre del grosor del dedo chiquito.

- ¿Cuántas veces a la semana se debe consumir carne roja?
Una vez a la semana y preferiblemente no frita, sino asada, al grill o en salpicón. Además, no hay que omitir las ensaladas ni los frescos de fruta, porque ayudan a una mejor digestión.

- ¿Y la blanca?
Dos o cuatro veces por semana, asada, a la plancha o al grill.

- ¿Cuánto hay que masticar la comida?
De cinco a ocho veces cada cucharada. Y lo máximo que te tenés que meter a la boca es una cucharada sopera. Si medio masticás y tragás, eso cae hecho una bola al estómago y no lo digiere, empieza el empanzamiento.

- ¿Cuál es la lista negra de la comida?
Podría decirse que ninguna comida es buena o mala. Lo que importa es la cantidad y la frecuencia con que la consumamos. Entre las comidas que no debemos consumir continuamente ni de noche, ni en grandes cantidades, están la fritanga, la carne, la comida chatarra y los postres.

- ¿Cuánto debe durar la digestión?
De treinta minutos a una hora. Tenés que estar en completa paz. Si estás ante un televisor y computadora tenelo por seguro que tu digestión no va a servir. Hay que comer con tranquilidad, si no te convertís en un candidato a la colitis y el cáncer.

- ¿Otras recomendaciones?
Lo ideal es consumir un vaso con agua cinco minutos antes de comer, para que vaya preparándose el cuerpo para el proceso digestivo. Además hay que empezar por la ensalada.

- ¿Ejercicio para la digestión?
Después de un periodo se puede caminar un poco, pero no es que te vas a levantar a correr. Es bueno caminar, porque si estás sentado, todo se queda en la pancita y se te va haciendo un rollo.

- ¿Usted de qué forma come?
A veces de pie, para que mi comida no se me acomode en el abdomen (ríe). También la digiero mejor.

- ¿El café es malo o solo lo han satanizado?
Si lo tomás en grandes cantidades lógicamente te va a afectar. El café es veneno para el colon, la gastritis, la diabetes y las personas con problemas cardíacos. Una tacita de café al día tal vez no es mala, lo malo es que hay personas que toman pocillos y picheles.

- Ahora, la pregunta del millón, ¿existen los afrodisíacos?
(Ríe) Sí, se puede decir que existen. Están la espinaca, el aguacate, el jengibre y los productos de mar, como las conchas. Te dan energía y te levantan la libido.

- ¿Cuánto influye lo que comemos en nuestro organismo?
Mucho, mucho. Hay un dicho que dice: “Somos lo que comemos” y eso es muy cierto. La base para que tu cuerpo empiece a funcionar mal es la mala alimentación.



Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos