El millonario perezoso. Mark Fisher

Creado: 8/5/2012 | Modificado: 7/5/2013 1448 visitas | Ver todas Añadir comentario



El millonario perezoso. Mark Fisher

Texto: http://quetrabajetudinero.blogspot.com.es/2011/03/libros-el-millonario-perezoso-y-el-arte.html
 

LIBROS. "El millonario perezoso" y "El arte de estar siempre de vacaciones".

Voy a comentaros las interesantes ideas que se recogen en una edición conjunta, de dos estimulantes libros: "El millonario perezoso" y "El arte de estar siempre de vacaciones". El autor es el canadiense Marc Fisher y fue editado por Amat editorial. Tiene 223 páginas y el precio de compra es de 19,50 euros.

El autor parte de una idea muy básica: toda persona a la hora de gestionar su dinero, debe tener como objetivo conseguir un alto nivel de libertad e independencia económica. Lo que todos debemos hacer con nuestro dinero es ADQUIRIR ACTIVOS QUE GENEREN INGRESOS PASIVOS, es decir, activos que generan rentas sin necesidad de nuestro trabajo activo. Cuando alcanzamos un nivel de ingresos pasivos suficiente para cubrir nuestro nivel de gastos, entonces y solo entonces, hemos conseguido la deseada libertad e independencia económica.

Menciona el concepto del DIFERENCIAL, y para ello pone varios ejemplos. En uno de ellos, hace referencia al caso de una persona que tiene un pequeño apartamento con unos costes fijos mensuales de 200 euros. Eso supone que todos los meses el dueño del apartamento "pierde" ese dinero. Ahora bien, si se alquila el apartamento y quien entra como inquilino asume esos costes, además de pagar el alquiler mensual de 500 euros, realmente, el diferencial de una situación con otra no son esos 500 euros, sino los 700 resultantes de no asumir los costes fijos mensuales y de, además, recibir la renta mensual por el alquiler. Esta es la forma correcta de valorar lo que se percibe o lo que se pierde en cada inversión que se haga.

Para conseguir la libertad e independencia económica, es importante TOMAR COMO REFERENCIA A OTRAS PERSONAS QUE YA LO HAN LOGRADO ANTERIORMENTE. Observando como otros han logrado lo que nosotros deseamos hacer, podemos ver qué pasos hay que seguir. En una palabra, podemos aprovecharnos de la experiencia de otros en temas financieros y seguir su ejemplo.


El OBJETIVO ECONÓMICO QUE NOS PLANTEEMOS - la cifra de dinero que siendo capaz de generar ingresos pasivos nos da la libertad e independencia económica que buscamos - ADEMÁS DE SER REALISTA Y REFLEJARSE POR ESCRITO, debe tener una CIFRA CONCRETA Y UN PLAZO CONCRETO en su consecución. No tiene sentido que nos fijemos como objetivo conseguir cifras de dinero desmesuradas en plazos cortos de tiempo, pero sí tendría sentido, fijarnos objetivos "razonables" en plazos "razonables" de tiempo. Fijando un plazo concreto y razonable, nos estamos obligando a hacer todas aquellas acciones necesarias para conseguir nuestro objetivo. De este modo, aun en el caso de no conseguirlo, es muy probable que nos acerquemos bastante al mismo.

Debemos tener inquietudes, ganas de aprender constantemente, debemos tener ese espíritu de superación personal necesario para crecer todos los días, eso que los orientales denominan KAIZEN. Debemos ir despacio, por partes, sin abandonarlo todo de la noche a la mañana para empezar con nuestra nueva actividad económica. Podemos empezar a ratos, haciendo para nosotros mismos lo que hacemos para la empresa en la que trabajamos.

Tenemos que aplicar la LEY DEL MÍNIMO ESFUERZO, que no es no hacer nada sino más bien hacer todo lo que podamos pero centrándonos en aquellas actividades más rentables. Si tenemos un negocio y resulta que el 80 por 100 de nuestro negocio lo generan el 20 por 100 de nuestros clientes, todos nuestros esfuerzos deben centrarse en ese 20 por 100. Hacer lo contrario, sería centrarnos en clientes que nos generarían poca rentabilidad y, quizá, demasiado trabajo. El esfuerzo que se haga debe ir dirigido a maximizar la rentabilidad a conseguir.

Habla el autor de la LEY DE PARKINSON, entendiéndola como aquella en virtud de la cual "todo trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para su ejecución". Si debemos entregar un proyecto en 10 días, lo más normal es que agotemos esos días 10, cuando si nos plantificásemos bien, posiblemente ese proyecto podría tener la misma calidad realizándolo en 7 días, dedicando los otros 3 a otro tipo de actividades, que a su vez, nos podrían dar una rentablidad adicional. Si de entrada pensamos en agotar los 10 días, los agotaremos, cuando no necesariamente tendría que ser así.

El autor le da mucha importancia al PRECIO DE COMPRA, tanto de los bienes y servicios que consumimos, como de los activos en los que invertimos. El precio de compra debe ser el más bajo posible: "vaya de compras para conseguir descuentos a largo plazo, no para endeudarse y empobrecerse", es una de las frases mencionadas en el libro.

Hay que PERSEGUIR LOS PEQUEÑOS GASTOS INVISIBLES y no caer en el error en que cae todo el mundo de gastar más a medida que gana más. El juego del dinero tiene dos opciones: la defensa y el ataque. Se defiende cuando se ahorra, cuando se vive por debajo de nuestras posibilidades y, se ataca, cuando ese ahorro se invierte. Cada dólar ahorrado e invertido es una unidad de libertad e independencia económica y, ese y no otro, debe ser nuestro objetivo a conseguir.

Debemos PAGARNOS PRIMERO A NOSOTROS MISMOS, dice el autor, para enfatizar la necesidad de ahorrar como obligación, y NO como opción, y de invertir ese ahorro, para conseguir una rentabilidad. Un 15% del sueldo mensual, le parece una cifra razonable para ahorrar e invertir.

REDUZCA SU FACTURA FISCAL: "el dinero ahorrado es impuestos es dinero fácil de conseguir". Haga todo lo posible para pagar cuantos menos impuestos, mejor. Eso sí, dentro de la legalidad vigente.

Si es empresario, RODÉESE DE GENTE MÁS COMPETENTE QUE USTED Y DELEGUE EN ELLOS. Su negocio crecerá.

REFLEXIONE REGULARMENTE SOBRE CÓMO SACAR MÁS RENTABILIDAD A SU NEGOCIO. Se hace mención a una cita de Rockelfeller, el gran magnate americano, cuando un buen día se dirigió a sus empleados en los siguientes términos: "En lugar de trabajar, desabrochen su corbata, pongan los pies sobre la mesa y preguntense como podrían hacer ganar más dinero a la compañía". Para el autor, es necesario repensar regularmente cómo mejorar su negocio. PARA VIVIR BIEN, ES NECESARIO PENSAR BIEN.

NO HAGA QUE SU MAYOR PODER ADQUISITIVO SE CONVIERTA EN MAYOR PODER PARA ENDEUDARSE Y EMPOBRECERSE. No se endeude más ni gaste más porque gane mucho más dinero. Ahórrelo, inviértalo, no ceda a la satisfacción inmediata del gasto y el consumismo. Antes de comprar algo párese a pensar: "¿Realmente lo necesito?, ¿Realmente lo necesito, ahora?, ¿Dispongo de los medios?". Ahorre e invierta acumulando libertad e independencia económica para el futuro.

TRABAJE DE FORMA INTELIGENTE Y RENTABLE Y LO CONSEGUIRÁ, ese es el mensaje final del autor.

Un libro muy fácil de leer, que estimula a hacer una mejor gestión de nuestro dinero y que os recomiendo que leáis. Merece la pena.


Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos