La inflación

Creado: 8/5/2012 | Modificado: 28/1/2013 2736 visitas | Ver todas Añadir comentario



La inflación. Conceptos de economía.

Texto: http://ec.europa.eu/economy_finance/focuson/inflation/consequences_es.htm

¿Qué es la inflación?

-La inflación es el aumento del nivel general de precios.
-En una economía de mercado, los precios de los bienes y servicios varían constantemente. La variación refleja los cambios en la oferta y la demanda, así como el volumen de dinero existente en la economía.
-La inflación reduce el valor del dinero, lo que significa que con una misma cantidad de dinero compramos menos.

La inflación...


...es el ritmo al que aumentan los niveles de precios de los bienes y servicios.


En una economía de mercado, los precios de bienes y servicios pueden variar en cualquier momento. Unos precios suben, otros bajan. Si se hace un promedio entre todas esas variaciones de precio, se obtiene una tasa de inflación general. Se habla de inflación cuando los precios de los bienes y servicios aumentan a lo largo del tiempo.

Uno de los ejemplos de inflación más espectaculares de la historia se produjo en Alemania en los años veinte: en enero de 1921, un periódico costaba 0,30 marcos. Menos de dos años más tarde, el mismo periódico costaba 70 millones de marcos. Todos los demás precios aumentaron en proporción similar. A una tasa de inflación tan extraordinariamente alta se la denomina hiperinflación; por suerte, es un fenómeno muy raro.

La forma de medir la inflación depende de lo que se desee medir exactamente. Por ejemplo, para medir el efecto de la inflación en los pensionistas, podríamos estudiar la variación de precio de determinados medicamentos, la factura de la calefacción o el coste del abono a la televisión. En cambio, para calcular su efecto en los adolescentes, deberíamos fijarnos más bien en cómo varía el precio de las camisetas, los reproductores de MP3 o las entradas de los conciertos.

Esta página se centra en la inflación de los precios al consumo, que mide la evolución de los precios que afecta a los hogares. Sin embargo, existen otros tipos de inflación, por ejemplo la inflación de los precios al productor, que mide lo que los productores pagan por sus insumos (materiales y energía) y lo que cobran por su producción (productos manufacturados).

…está regulada por la oferta y la demanda

Inflación mundial de los precios del petróleo y los alimentos
Los precios se regulan por la oferta y la demanda. Si los países productores de petróleo reducen su producción, como hicieron durante la crisis del petróleo de los años setenta, el precio de la gasolina sube y cuesta más llenar el depósito del coche. Este sería un ejemplo de inflación de los precios determinada por la oferta. Ahora bien, si la producción se mantiene inalterada pero aumenta el número de coches en las carreteras, el precio de la gasolina también subiría, porque habría más conductores que tendrían que compartir la misma cantidad de combustible, y las gasolineras podrían venderlo a mayor precio. Este sería un ejemplo de inflación de los precios determinada por la demanda.

En general, si se reduce la oferta de un producto de consumo, el productor puede venderlo más caro. Lo mismo ocurre si la oferta de un producto se mantiene constante pero aumenta su demanda. Y viceversa: si aumenta la oferta pero se mantiene la demanda o si se mantiene la oferta pero cae la demanda se producen bajadas en los precios. En promedio, cuando aumenta la demanda los precios tienden a subir. A la inversa, cuando los tiempos son difíciles y se gasta menos, suelen bajar los precios. Los cambios en la oferta y la demanda se conocen como los "motores" de la inflación.

Ejemplo: ¿Por qué subieron en 2008 los precios del petróleo y los alimentos?
La fuerte subida de los precios del petróleo y de los alimentos que se produjo en todo el mundo en 2008 es un buen ejemplo de alza de precios inducida por la demanda, e ilustra muy bien la complejidad de la inflación. El alza de los precios del petróleo se debió principalmente al aumento de la demanda por parte de economías emergentes con industrias en expansión (como China, India, etc.) Como los productores de petróleo no pudieron incrementar la oferta al mismo ritmo que crecía la demanda, el precio del crudo subió vertiginosamente hasta tocar techo en julio de 2008. Eso tuvo un efecto directo en los productos agrícolas: sus precios aumentaron porque también lo hicieron los costes de producción, por ejemplo, los de transporte o los de combustible para la maquinaria agrícola. Además, el alza de precios del crudo impulsó la producción de biocombustibles procedentes de cultivos como fuente de energía alternativa. Pero eso, a su vez, provocó un desplazamiento en el uso de tierras cultivables, que dejaron de producir alimentos, como trigo, para producir biomasa. En consecuencia, se redujo la oferta de productos alimentarios y creció aún más la presión alcista sobre los precios de los alimentos, como el pan.

…depende de la cantidad de dinero presente en la economía

La cantidad de dinero en circulación también es un motor de la inflación. De hecho, el Banco Central Europeo (BCE) gestiona la inflación en la zona euro ajustando el coste de tomar dinero prestado y, con ello, la cantidad de dinero presente en la economía. Si el BCE reduce su tipo de interés de referencia, cuesta menos tomar dinero en préstamo, y aumenta el dinero en circulación (la oferta monetaria). Esta relación entre la oferta monetaria y la inflación es importante para gestionar la tasa de inflación (Cómo se gestiona la inflación).

…reduce el valor del dinero

La inflación significa que los precios suben a un cierto ritmo. Si una persona tiene unos ingresos anuales fijos, con ese dinero fijo cada vez puede comprar menos cosas. Si con el mismo dinero se puede comprar menos, eso significa que el dinero vale menos. Los economistas se refieren a ese menor valor del dinero como una pérdida de poder adquisitivo*. (Las consecuencias de la inflación)

*Poder adquisitivo
El poder adquisitivo es la cantidad de bienes y servicios que pueden comprarse con una cantidad de dinero dada. Por ejemplo, si un consumidor paga hoy 1 euro por una barra de pan y mañana el precio de esa misma barra aumenta a 1,10 euros, con 1 euro se compraría menos pan. Por tanto, 1 euro valdría menos y el consumidor perdería poder adquisitivo a causa de la inflación en el precio del pan.


SEGUNDA PARTE

Las consecuencias de la inflacion

Una inflación alta y volátil genera incertidumbre y aumenta el riesgo, dificultando el desarrollo económico.
La inflación reduce el poder adquisitivo de la gente; puede hacer a la gente más pobre.
Una inflación alta o unas expectativas de inflación alta pueden crear aversión al riesgo entre las empresas y desanimar inversiones a largo plazo.
 

En Alemania, en 1923, los precios se multiplicaban por dos cada dos días. A los trabajadores se les pagaba dos veces al día, para que pudieran comprar alimentos y otros bienes antes de que los precios volvieran a subir. Este es uno de los ejemplos más espectaculares de la historia de las consecuencias negativas de la inflación.

Una inflación alta y volátil es perjudicial para la economía, para los consumidores y para las empresas. Mantener la inflación en niveles bajos es uno de los objetivos de los responsables de la política económica de todo el mundo.


Pero, ¿qué significa exactamente la inflación para la sociedad?

Volatilidad e incertidumbre

La inflación no causa problemas mayores con tal de que sea baja y se mantenga estable y dentro de las expectativas de las empresas y los consumidores. En cambio, cuando la inflación es volátil, es decir, cuando los precios cambian con frecuencia y de manera importante, se crea incertidumbre, y eso es un efecto importante. La volatilidad de la inflación puede deberse a la existencia de oscilaciones bruscas en la oferta y la demanda de una economía que afecten, por ejemplo, a materias primas como los productos agrícolas o a los combustibles, que son fundamentales para muchos aspectos de la vida diaria y del trabajo.

Unas tasas de inflación volátiles e impredecibles hacen muy difícil que los consumidores y las empresas hagan planes a largo plazo. Con ello, se pierde el incentivo para ahorrar e invertir, y aparecen ineficiencias en el mercado.

La inflación y los consumidores

Uno de los efectos fundamentales de la inflación es la pérdida de valor del dinero a lo largo del tiempo. Eso significa que el dinero y sus propietarios pierden "poder adquisitivo". Si el precio del pan aumenta cada año, cada vez se puede comprar menos pan con la misma cantidad de dinero. O, dicho de otro modo, hay que pagar más dinero por la misma barra de pan. En términos generales, cuando los precios suben, las personas pierden poder adquisitivo: pueden comprar menos bienes, se van menos de vacaciones al extranjero y, en fin, viven con menos si sus ingresos no crecen a la misma velocidad. Esta pérdida de poder adquisitivo no sólo afecta a los consumidores y a los hogares, sino que también repercute en las empresas y los gobiernos.

Otra consecuencia de una alta inflación (o de una expectativa de alta inflación) es que las personas tienen menos inclinación a ahorrar dinero para el futuro. ¿Por qué? Porque la inflación puede erosionar el poder adquisitivo de los ahorros a lo largo del tiempo. En estos casos las personas que, en teoría, querrían ahorrar para el futuro, en la práctica prefieren gastarse su dinero inmediatamente.

La inflación y el crédito

Mucha gente aspira a ser propietaria de su casa. La forma más normal de conseguirlo es pedirle dinero prestado a un banco mediante una hipoteca. Las hipotecas se amortizan a lo largo de muchos años, y los tipos de interés suelen estar vinculados a la tasa de inflación. Sin embargo, si existe incertidumbre acerca de la inflación futura, el que presta el dinero quiere "blindarse" frente a una inflación futura mayor de la esperada, y para ello o bien eleva el tipo de interés al que presta o bien presta a un tipo variable. Así, aunque las cuotas de un préstamo parezcan asumibles en el momento en que nos lo conceden, si el tipo de interés es variable una inflación volátil al cabo de unos años puede producir subidas muy bruscas en los pagos y afectar gravemente al presupuesto familiar. La perspectiva de una inflación volátil introduce mucha incertidumbre en lo que es, quizá, la compra más importante de los hogares. Como consecuencia, cuando la inflación es alta y volátil, quienes piden préstamos sufren incertidumbre y, en ocasiones, deben soportar costes más altos. Y eso vale para una familia joven que compra su primera vivienda, para una pyme que quiere crecer o para un gobierno que se endeuda para construir hospitales o carreteras.

Cuando la inflación es alta y volátil y se pide dinero prestado, las decisiones económicas son más arriesgadas, los costes son mayores y las opciones son más limitadas.

La inflación y las empresas

Para crecer y desarrollarse, las empresas suelen necesitar condiciones económicas favorables. Eso incluye una inflación baja y estable. Esto es así porque las empresas planifican con varios años de antelación sus actividades y sus inversiones, por ejemplo, en nueva maquinaria o en nuevas fábricas. De hecho, los planes de inversión de las grandes empresas se adentran varias décadas en el futuro. Si la inflación es alta o se espera que lo sea, la planificación empresarial se llena de incertidumbre: si el valor del dinero varía, las empresas no pueden estar seguras de sus costes y beneficios en el futuro. Como reacción lógica, se vuelven mucho más cautelosas.

Una inflación alta o la expectativa de una alta inflación puede hacer que los costes de las empresas crezcan con mayor rapidez que sus mejoras en la productividad, y puede hacer que los empresarios desarrollen aversión al riesgo, que no quieran invertir en el futuro y que pierdan competitividad. Todo ello tiene repercusiones negativas en el crecimiento económico y en el empleo.

La inflación y la UE

Las décadas anteriores a la introducción del euro se caracterizaron por una inflación alta y volátil. El coste del crédito era alto y la creación de empleo era relativamente baja. Precisamente por eso, uno de los objetivos fundamentales de la UE y de los Estados miembros consiste en mantener niveles de inflación bajos y estables. Durante los preparativos para el euro y, posteriormente, desde su adopción, se creó un entorno con una inflación baja y estable (La inflación y la UE).


Ejemplo de inflación
Tomado de: http://www.comerciomexico.com/notas/inflacion.html
 

Supongamos que en el año 2000, el costo de algunas de las cosas que  comúnmente consume una familia era el siguiente:
Alimentos = €320, salud = €1.00, vivienda = €200, educación = €250,  vestuario = €20, actividades de entretenimiento = €30, transporte = €50,  otros = €30

En total, al final del año 2000, esta familia gastaba en todas estas  cosas €1000

Llegado el año 2001, el costo de estas mismas cosas era el siguiente:
Alimentos = €400, salud = €150, vivienda = €250, educación = €280,  vestuario = €20, actividades de entretenimiento = €40, transporte = €60,  otros = €30

En total, al final del año 2001, esta familia gastaba en todo esto: 
€1230


Según esto, en el año 2001, esta familia debía gastar  €230 más de lo que gastaba en 2000 para comprar la misma cantidad  de los mismos bienes. ¿Qué significa esto?  Lo que sucede es que el nivel de precios de estos bienes aumentó €230  con respecto al año 2000, lo que representa un aumento del 23%  en los precios entre el final del año 2000 y el de 2001. A este aumento  porcentual en los precios se le llama inflación (por lo tanto, la inflación  en el año 2001 con respecto al año 2000 fue de 23%).


Ejemplo de hiperinflación:

Hiperinflación | Alemania años 20
Tomado de: http://www.claseshistoria.com/entreguerras/periodocrisisalemania.htm

El término hiperinflación hace referencia al desorden monetario provocado por la subida rápida e incontrolada de los precios. La moneda del país que la padece pierde su valor. Para adquirir mercancías y servicios es necesario el desembolso de grandes cantidades de numerario. Por su parte, los salarios crecen a menor ritmo que los precios y con ello se erosiona su poder adquisitivo. La masa monetaria circulante es enorme, pero su valor nominal no se corresponde con el real.

El estado que sufre este fenómeno asiste al derrumbe de su sistema productivo, pues los productos que fabrica dejan de ser competitivos en el exterior y las empresas se ven forzadas a disminuir su actividad o a cerrar. La principal secuela social de la hiperinflación es el desempleo.

Las repercusiones políticas se traducen en el agravamiento de las tensiones y en el rápido desprestigio del gobierno que ostenta el poder. Psicológicamente da lugar a un generalizado pesimismo frente al futuro, llegando a modificar los hábitos de vida de amplias capas de la sociedad.

Durante el período 1922-1924 Alemania fue presa de este fenómeno. La principal causa imputable a tal hecho fue la necesidad que tenía la República de Weimar de hacer frente a las indemnizaciones fijadas por los vencedores de la Gran Guerra (Tratado de Versalles).
 

Evolución del índice de precios al por mayor en Alemania
Julio de 1914
1
Enero de 1919
2,6
Julio de 1919
3,4
Enero de 1920
12,6
Enero de 1921
14,4
Julio de 1921
14,3
Enero de 1922
36,7
Julio de 1922
100,6
Enero de 1923
2.785
Julio de 1923
194.000
Noviembre de 1923
726.000.000.000


La mayor parte de los pagos se efectuaron emitiendo dinero sin límite. En 1923 franceses y belgas invadieron el Ruhr, una de las zonas más industrializadas de Alemania como medida de presión para que ésta reiniciase los pagos que había suspendido unilateralmente. El gobierno alemán incitó a la resistencia pasiva y como compensación a los industriales alemanes que se habían visto obligados a paralizar su producción, se emitió gran cantidad de moneda. Los billetes puestos en circulación por el Estado hicieron subir los precios y la moneda sufrió un incremento de su valor nominal sin la menor correspondencia con su poder de compra real. En 1923 se llegaron a emitir billetes con un valor teórico de cientos de millones de marcos.

Aunque la inflación remitió a partir de 1924, la ruina de los pequeños ahorradores, el empobrecimiento de los asalariados y el desempleo, provocaron serios problemas sociales y el descrédito de la República de Weimar.




Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos